Además de políticos de oposición y periodistas, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en el sexenio de Enrique Peña Nieto (PRI) investigó a los empresarios como Claudio X González Laporte, Claudio X González Guajardo, al entonces rector de la Universidad de las Américas, Alejandro Gertz Manero y al senador Mario Delgado Carillo, entre otros.

De acuerdo con fuentes de la UIF consultadas por EL UNIVERSAL, en la lista denominada Los Maléficos, la Unidad -en la pasada administración- no solo revisó las cuentas y movimientos bancarios de Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena, cuyo sobrenombre era “El Gallo”, sino también de su esposa la historiadora Beatriz Gutiérrez Müller.

También se revisaron los movimientos financieros del hijo mayor de López Obrador, José Ramón López Beltrán.

Así como de la ministra de la SCJN en retiro, Olga Sánchez Cordero, de Alfonso Durazo Montaño, del tabasqueño Octavio Romero Oropeza; del director de las Universidad de las Américas campus Ciudad de México, Alejandro Gertz Manero.

Del propio Santiago Nieto Castillo, ex titular de FEPADE, el senador del PRD Mario Delgado Carrillo, la ex consejera del IEDF Carla Humphrey Jordan, los empresarios , Claudio X González Laporte, Claudio X González Guajardo.

Así como los periodistas Carmen Aristegui Flores, Epigmenio Ibarra Almada, Carlos Loret de Mola y Víctor Trujillo Matamoros “Brozo”.

En la conferenciad del presidente López Obrador, el titular de la UIF Santiago Nieto reveló que, al llegar a esa dependencia, se encontró una lista de personajes que fueron investigados por institución en el sexenio pasado que fue denominada “Los Maléficos”.

Por la tarde, en su cuenta de Twitter, Nieto Castillo dijo que encontraron una lista de 207 personas políticamente expuestas, denominada “maléficos” elaborada por la administración anterior, cuya relación está encabezada por el Presidente y su esposa por lo que presentará una denuncia ante las autoridades.

“Lo anterior, dado que no existe archivo institucional alguno y no hay certeza del uso que se haya dado a la información confidencial de personas de distintas áreas: política, económica, artística, periodística. La sustracción de esa información es un ilícito y viola derecho humanos”, dijo.

Por Redaccion

Deja un comentario