El presidente Andrés Manuel López Obrador detalló que 10 días antes del atentado contra Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, se supo que un grupo se trasladaba a la capital para llevar a cabo un ataque.

El mandatario mexicano afirmó que a diario se reciben llamadas para alertar sobre ataques a servidores público, pero que ser toman todos los cuidados correspondientes.

“Constantemente hay llamadas contra servidores públicos y se toman precauciones siempre. En este caso 10 días antes se tuvo información de que un grupo iba a trasladarse a la Ciudad de México para llevar a cabo un atentado, se mencionaba a los posibles blancos”, argumentó

Se dio la instrucción primero de informarles y luego cuidarlos, esto fue una ayuda y tiene que ver con la inteligencia, y no espionaje, por eso creo que no fue más grave la situación aunque fue algo muy delicado. No puedo decir más que eso”, expresó.

Deja un comentario