La Diócesis de Matamoros confirmó que el sacerdote, Pedro Contreras Hernández, dio positivo a COVID-19 tras desmayarse mientras oficiaba una misa en la parroquia de Nuestra Señora del Refugio en ese municipio de Tamaulipas.

A través de redes sociales, la Diócesis informó que el padre se encuentra en buen estado de salud debido a que la enfermedad aún se encuentra en fase inicial.

De acuerdo con medios locales, el padre Contreras se desmayó mientras oficiaba la misa dominical.

Testigos de los hechos refirieron que el sacerdote se desvaneció de manera súbita y cayó frente al altar durante la homilía.

Paramédicos de Protección Civil acudieron al lugar para auxiliar al padre y lo trasladaron a un hospital de la zona para que recibiera atención médica.

Como parte del protocolo de atención, se le aplicó una prueba de COVID-19, dando como resultado, positivo.

El Obispo de Matamoros, Eugenio Lira, recomendó, a quienes estuvieron en contacto con el clérigo, aislarse y realizarse la prueba de COVID-19 lo más pronto posible.

También indicó que el sacerdote comenzará un periodo de aislamiento y un tratamiento para recuperarse de la enfermedad.

Deja un comentario