La Fiscalía General de la República (FGR) informó sobre la detención en Metepec, Estado de México, de José Ángel Casarrubias Salgado, ‘El Mochomo’, presunto líder del grupo de delincuncia organizada Guerreros Unidos, y que estaría involucrado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Medios nacionales señalaron que funcionarios del gobierno federal indicaron que elementos de la Policía Federal Ministerial cumplimentaron la orden de aprehensión librada por un juez federal, por su probable responsabilidad en el delito de delincuencia organizada.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, fue el pasado 24 de junio a las 19:30 horas la detención de Ángel Casarrubias Salgado, señalado por ser uno de los operadores de Guerreros Unidos, vinculado con el exalcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa.

Además, ‘El Mochomo’ es hermano de Sidronio Casarrubias Salgado, ‘El Chino’, otro de los operadores de Guerreros Unidos en Iguala. Según las investigaciones de la FGR, José Ángel ordenó las agresiones y la desaparición forzada de los normalistas el pasado 26 de septiembre de 2014.

Luego de ser detenido, ‘El Mochomo’ fue ingresado en el penal federal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México; anteriormente José Ángel promovió un amparo por la orden de aprehensión en su contra y un juez le otorgó una suspensión provisional, pero por tratarse de un delito que amerita prisión preventiva, permanecerá privado de su libertad.

Desde el 2015, la entonces PGR ofrecía un millón 500 mil pesos a quien brindara información sobre su paradero por su presunta participación en el caso Ayotzinapa. Se sabe que actualmente Guerreros Unidos opera en los estados de Morelos y Guerrero; y su creación fue en 2011 luego de la desaparición del cártel de los Beltrán Leyva y una fracción de La Familia Michoacana.

Se espera que en las próximas horas ‘El Mochomo’ sea vinculado a proceso; cabe resaltar que su hermano ‘El Chino’ fue detenido desde 2014, cuando confirmó la participación de Guerrero Unidos en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Deja un comentario