El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, detalló que el aumento de muertes ayer por coronavirus COVID-19, tuvo que ver con un ajuste en los procedimientos médicos que se realizan.

La Secretaría de Salud registró el pasado martes 8 mil 134 muertos por la enfermedad, considerado el día más letal del virus en lo que va de la emergencia sanitaria.

“Lo de ayer que aumentó mucho el número de fallecidos también tuvo que ver con un ajuste que se hace a partir del procedimiento médico para saber causas de fallecimientos que llevan algún tiempo”, expresó.

El mandatario mexicano aseveró que el único punto preocupante en este momento por el coronavirus, es Acapulco, Guerrero, cuya capacidad hospitalaria está casi en su máximo.

“Solo la preocupación es de Guerrero y en especial Acapulco, ya se está reforzando porque teníamos una ocupación del 80 por ciento de las camas, pero ya se enviaron ventiladores y se está ampliando la capacidad, es el único lugar donde tenemos que estar muy pendientes y ampliar de inmediato la capacidad de hospitalización, ya se está trabajando”, refirió.

“Quiero mencionar la colaboración de los gobernadores. El gobernador Héctor Astudillo en Guerrero ha estado trabajando de manera coordinada con todo el sector salud. Nosotros tenemos buenas relaciones con los gobernadores, un gobernador ejemplar además de lo que está haciendo el de Baja California Sur, es el de Nayarit, Antonio Echavarría, ayudó muchísimo en la reconstrucción del estado”, dijo.

En el caso de la Ciudad de México, López Obrador afirmó que se encuentra el pico, sin embargo, “hay indicios de que ya vamos a empezar al descenso aún con lo de ayer que se acumularon muchos fallecimientos. En el caso de la ciudad el reporte que tenemos es que hay una disminución en la ocupación de camas, de hospitales, y también de terapia intensiva, vamos bajando”.

Deja un comentario