El presidente Donald Trump se quitó el cubrebocas al llegar a la Casa Blanca, pese a seguir padeciendo Covid-19.

El mandatario arribó a la sede del Poder Ejecutivo la tarde de este 5 de octubre tras pasar el fin de semana en el Hospital Walter Reed, y lo primero que hizo al llegar a esta fue quitarse el cubrebocas para saludar a los medios, para luego guardarlo en su saco.

Trump anunció la mañana de este 5 de octubre que se sentía mejor que hace 20 años y pidió a la población no tenerle miedo al Covid-19 y no dejar que este influya en sus vidas, luego de haber mostrado recuperación a la enfermedad, la cual al parecer nunca se complicó en su caso.

El presidente se sometió a una prueba de coronavirus junto con su esposa Melania Trump el jueves 1 de octubre, luego de que una asesora con la que viajó frecuentemente, Hope Hicks, diera positivo a la enfermedad.

Como medida preventiva Trump fue enviado al Hospital Walter Reed de Bethesda, Maryland, aunque según el médico Sean Conley, no presentó síntomas fuertes del coronavirus.

Por su edad (74 años) Trump era proclive a complicaciones de la enfermedad. Los adultos mayores han sido uno de los grupos más golpeados por este padecimiento, que sólo en Estados Unidos ha dejado 210 mil decesos y 7 millones 480 mil contagios.

Deja un comentario