En el combate a la corrupción, México cayó 33 lugares al pasar de 105 en 2012 a la posición 138 en 2018, es decir, durante el periodo correspondiente al sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto. Mediante el Índice de Percepción de la Corrupción 2018 (IPC2018), elaborado por Transparencia Internacional, presentado en Berlín, Alemania, se da a conocer que tan solo en un año, México cayó tres lugares de 135 en 2017, a 138 en 2018. Transparencia Mexicana resaltó que México se ubica al final de la tabla de la región, apenas por encima de Guatemala y Nicaragua, “países que enfrentan severas crisis de gobernabilidad democrática”. “Esta calificación, coloca al país en el último sitio entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y en el penúltimo de las naciones integrantes del G-20, sólo por encima de Rusia”, destacó. Expuso que nuestro país presenta resultados poco halagüeños en la región: Chile, por ejemplo, lo aventaja por 111 lugares; y Argentina, otro estado federado como México, por 53. Al hacer un análisis sobre la política anticorrupción en México, la organización identifica que el grueso de las medidas adoptadas por este país es de carácter preventivo, y muchas de ellas han resultado ineficaces. “En prácticamente ningún caso, México ha logrado desmantelar las redes de corrupción detectadas, ni las redes que les han brindado protección política”, señaló Eduardo Bohórquez, director de la oficina en México de Transparencia Internacional. Finalmente, destaca que “las medidas preventivas tomadas hasta ahora pierden efectividad cuando quienes participan en las redes de corrupción saben bien que no serán sentenciados y que podrán mantener los recursos desviados del erario público”.

Nota de MVS Noticias

Deja un comentario