Un migrante mexicano fue acusado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ) de coordinar el ingreso de contrabando de 25 personas sin visa, el pasado 2 de marzo, en un vehículo que tras cruzar la frontera de México y California, se vio involucrado en un accidente que causó la muerte de 13 personas.

José Cruz Noguez, originario de Mexicali, fue acusado en un tribunal federal de El Centro, California, de conspiración para traer extranjeros a Estados Unidos fuera de un puerto de entrada, causar lesiones corporales graves, poner vidas en peligro y traer extranjeros para obtener ganancias financieras, informó el DOJ en un comunicado.

Cruz, un residente legal permanente de Estados Unidos y habitante de San José, California, fue detenido cuando cruzaba a Estados Unidos desde México en el puerto de entrada de Calexico, detallaron las autoridades federales.

El mexicano hizo el martes su primera aparición ante la juez federal Ruth Bermúdez Montenegro.

“Estas redes de contrabando buscan el máximo beneficio al trasladar a tantas personas como sea posible a través de la frontera sin tener en cuenta su seguridad y bienestar”, señaló el fiscal federal interino Randy Grossman en el comunicado de prensa.

De acuerdo con la acusación, Cruz habría coordinado el ingreso de una camioneta Ford Expedition en la que viajaban 25 personas y que se estrelló contra un camión en el área de Holtville, en un accidente que dejó 13 muertos, 10 de ellos mexicanos, y 13 heridos.

La denuncia detalla que agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) encontraron en las cámaras de seguridad de la frontera que dos vehículos, la Ford Expedition y una camioneta GMC Yukon, ingresaron por una abertura que los traficantes habían hecho en el muro fronterizo.

La camioneta Yukon se incendió a pocos metros de traspasar la valla. Los agentes de CBP arrestaron a 19 personas que se escondían y habían abandonado la camioneta en llamas.

La Expedition, con capacidad para ocho pasajeros, llegó a recorrer 48 kilómetros en el Valle Imperial, y terminó estrellándose.

“Atornillar a docenas de personas en vehículos de ocho pasajeros y conducir imprudentemente para evitar ser detectados demuestra un total desprecio por la vida humana. Encontraremos y procesaremos a los contrabandistas que utilicen estos métodos y causen muertes tan trágicas y evitables”, apuntó Grossman.

El detenido llamó la atención de las autoridades federales cuando fue identificado por otro presunto contrabandista que afirmó ser un socio de Cruz y fue arrestado por CBP en otro hecho de contrabando de migrantes indocumentados no relacionado.

El hombre dijo a las autoridades que había trabajado para José Cruz Noguez en el pasado y que había sido reclutado por él para ser el conductor del desafortunado vehículo de ese trágico día.

Cruz le había ofrecido mil dólares por pasajero, pero se negó, según la denuncia hecha por el DOJ.

Cardell T. Morant, agente especial a cargo de la división de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en San Diego, advirtió que las investigaciones “han llevado al arresto de una persona que supuestamente puso esas vidas en peligro, y esto nos acerca un paso más a brindar justicia para las familias afectadas”.

El mexicano deberá presentarse nuevamente en la corte el próximo lunes 5 de abril para responder por los cargos tras el accidente en California.

Por Redaccion

Deja un comentario