Spencer Elden, quien apareció como un bebé desnudo en la portada de “Nevermind“, un álbum de Nirvana que pasó a la historia del rock casi en automático, está demandando a la banda porque fue, dice, “explotado sexualmente” cuando era niño.

La demanda fue presentada en un tribunal de distrito de California contra numerosas partes, incluidos los miembros sobrevivientes de la banda; la viuda de Kurt Cobain, Courtney Love; y los sellos discográficos que lanzaron o distribuyeron el álbum en las últimas tres décadas, dice The Guardian este día. Elden alega que los acusados produjeron pornografía infantil con la imagen, que lo muestra nadando desnudo hacia un billete de un dólar con sus genitales visibles.

La demanda también apunta a Kirk Weddle, que fue el fotógrafo de la portada; y extrañamente a Chad Channing, que fue batería de Nirvana en sus primeros años y que abandonó la formación en 1990, es decir, antes de que se editara el disco.

La demanda acusa “explotación sexual infantil comercial” de él desde que era menor de edad hasta el día de hoy. Los acusados produjeron, poseyeron y publicitaron, a sabiendas, pornografía infantil comercial, dice Spencer.

The Guardian explica que Elden tenía cuatro meses cuando se hizo la imagen. Alega que sufre “daños de por vida” por la portada del álbum de 1991, que incluyen “angustia emocional extrema y permanente con manifestaciones físicas”, además de la pérdida de educación, salario y “disfrute de la vida”.

La demanda afirma que la imagen es “sexualmente gráfica” y “hace que Elden parezca a una trabajadora sexual que busca un billete de un dólar”. Afirma que a Elden nunca se le pagó por aparecer en la portada, y que sus padres nunca firmaron un formulario de autorización para la imagen, que se filmó específicamente para la portada del álbum. Anteriormente Eder mismo dijo que les pagaron 250 dólares.

“Elden busca daños y perjuicios de al menos 150 mil dólares de cada uno de los 15 acusados, más los costos, y solicita que el caso sea juzgado por un jurado. Los acusados aún no han respondido a la demanda ni la han comentado públicamente. The Guardian se ha puesto en contacto con Elden, su abogado y los administradores de la propiedad de Nirvana para obtener más comentarios”, comenta el diario inglés.

En 2016, Elden recreó la imagen con el periódico New York Post para conmemorar el 25 aniversario del álbum. “Es genial, pero extraño ser parte de algo tan importante que ni siquiera recuerdo”. Ese año también dijo: “Recientemente he estado pensando: ‘¿qué pasa si no estoy de acuerdo con que mi maldito pene se muestre a todos?’ Realmente no tenía otra opción”. Anteriormente había recreado la imagen para Rolling Stone, de 10 años.

The Guardian dice que en 2007 le dijo al Sunday Times que era “un poco espeluznante que muchas personas me hayan visto desnudo. Me siento como la estrella porno más grande del mundo”.

La depresión, la rabia y la angustia reventaron las listas de éxitos gracias al grito desesperado de Nirvana en “Nevermind”, un disco que, con su rock atormentado y herido, llevó el estilo grunge al apogeo de su revolución.

Por Redaccion

Deja un comentario