Los ánimos se calentaron el martes en un hotel de Beverly Hills entre Saúl “Canelo” Álvarez y Caleb Plant, quienes posaban en su primer cara a cara de la promoción rumbo a la pelea del 6 de noviembre en Las Vegas.

Los dos campeones mundiales de boxeo empezaron a decirse de cosas en el estrado, “Canelo” le dio un fuerte empujón al estadounidense, quien entonces se acercó y le lanzó un golpe con la mano izquierda. El mexicano respondió con una combinación de izquierda y derecha antes de que fueran separados por miembros de sus equipos.

Ninguno de los golpes fue contundente -en cámara lenta se pudo apreciar que incluso fueron con las manos abiertas-, aunque Plant sangraba al sufrir una cortada debajo de su ojo derecho.

“Canelo” dijo en inglés ante los reporteros que se enojó porque Plant le dijo algo acerca de su madre:

“Él dijo algo, yo respondí. Él me puede decir a mí lo que quiera, pero dijo: ‘Hey, motherfucker’… Cruzó una línea, entonces lo empujé y él vino con un gancho de izquierda”.

Tras escuchar la explicación de “Canelo” todo hace indicar que el tapatío malinterpretó la palabra dirigida por Plant, la cual es vulgar pero no significa una ofensa para la madre del destinatario.

Según Saúl Álvarez, es la primera vez que lanza golpes en una conferencia de prensa, aunque se recuerda la vez del pesaje para la segunda batalla con Gennady Golovkin en que hubo empujones.

“Me dijo: ‘Chinga tu madre’. Y eso es lo que pasó la línea”, explicó Álvarez en español sobre el incidente. “Yo creo que es una persona insegura, por eso quiere empezar a hacer excusas antes de la pelea”.

Caleb Plant, de 29 años, posee el título de peso supermediano de la FIB, que es el último que le falta a “Canelo” para unificar los cuatro campeonatos mundiales.

Álvarez, quien tuvo razón en decir que él no lanzó el primer golpe, agregó que la pelea del 6 de noviembre con Plant ahora tendrá un ingrediente “personal”. Cabe tener en cuenta que Plant ha estado acusando a Álvarez de hacer trampa a propósito de su caso de dopaje por clembuterol que el pelirrojo aseguró que no fue intencional.

En conclusión, un problema de traducción de parte del “Canelo” ha servido para que alrededor del mundo se hable acerca de la pelea.

Por Redaccion

Deja un comentario