La modelo brasileña Natalia Garibotto subió a su cuenta de Instagram una fotografía en la que posa mientras guarda unos libros en un casillero; ella viste un top, una minifalda y un liguero con tanga. La imagen recibió miles de “likes” (me gusta), entre ellos el del papa Francisco.

Aunque el papa Francisco ya eliminó el like, usuarios se dieron cuenta y sacaron capturas de pantalla donde se puede comprobar que la cuenta verificada de Jorge Bergoglio estaba entre los miles de me gusta a la modelo.

El Vaticano dijo que desconoce al responsable de haber dado like a la fotografía, pues aunque el Papa aprueba los mensajes que se publican en redes sociales (incluso a veces dicta exactamente lo escrito), él no maneja las cuentas, por lo que no pudo haber dado el me gusta a Natalia Garibotto, epxlicó el editor en Roma de la edición en inglés del diario católico La Croix, Robert Mickens.

“Él, por ejemplo, aprueba los tuits, pero no los me gusta, y en muy raras ocasiones ha dicho que le gustaría tuitear algo debido a una situación en desarrollo o una emergencia. Así que no tendría nada que ver con esto, es el departamento de comunicaciones”.
Robert Mickens

Un vocero del Vaticano dijo al medio estadounidense The Guardian que un grupo de personas maneja las redes de Francisco y duda que el like haya sido de una de ellas, por lo que ya está investigando y buscando explicaciones con Instagram.

Deja un comentario