En el distrito Hua Hin, en Tailandia, una familia recibió la visita de un elefante intruso.

Durante la madrugada, el elefante rompió y atravesó la pared de la cocina; luego, buscó una bolsa de arroz y la ‘robó’.

La travesía del elefante fue grabada en video, y las increíbles imágenes se han vuelto virales en redes sociales.

El elefante atravesó la pared de la casa en busca de comida

En plena madrugada, una pareja de esposos escuchó ruidos extraños en la cocina de su casa, llevándose la sorpresa de encontrar a un elefante.

Si bien sospecharon que alguien había irrumpido en su casa, nunca imaginaron que el intruso sería precisamente un enorme paquidermo.

Rachadawan Phungprasopporn y su esposo, encontraron al elefante -llamado Plai Bunchay- olfateando entre las bolsas y recipientes de comida.

Cuando encontró una bolsa de arroz, el animal la ‘robó’ para comerla.

Después de unos minutos, el hombre ahuyentó al elefante hacia un bosque cercano.

La pareja no pudo regresar a su habitación a descansar, toda vez que el elefante destruyó gran parte de la pared de su casa.

“Teníamos miedo de que otro elefante o un ladrón entrara a la casa por ese gran hueco”, describió Rachadawan Phungprasopporn a medios locales.

De acuerdo con los dueños de la vivienda, la reparación de los daños causados por el elefante costará más de mil libras esterlinas (alrededor de 32 mil pesos mexicanos).

Autoridades recomiendan no dejar alimento cerca de ventanas ni puertas por elefantes

A la mañana siguiente, la pareja se dirigió a la oficina local del Departamento de Vida Silvestre para contar lo sucedido con el elefante.

Los oficiales parecieron no estar sorprendidos con la irrupción del elefante. Según dijeron, es un suceso muy común entre las casas que están en medio de bosques y zonas silvestres.

Al respecto, recomendaron a la familia alejar todo alimento de las ventanas y puertas; esto, para evitar que elefantes u otros animales se sientan atraídos.

Personal del Parque Nacional de Tailandia -bosque protegido donde viven los elefantes salvajes- cree que estos animales han cambiado su comportamiento debido a la comida disponible de los humanos.

“La explicación más probable de esta situación es que el elefante olió la comida y quiso comerla. Los hábitos alimenticios de los elefantes también han cambiado ahora que están más en contacto con los humanos. Les ha comenzado a gustar la comida que come la gente.”

SUPANYA CHENGSUTHA

Por ello, los expertos advirtieron a la población mantenerse alejados de los elefantes y, además, evitar a toda costa alimentarlos en zonas habitadas por humanos.

 

 

fuente: SDP Noticias

Deja un comentario