Carabineros del departamento de San Donato Milanese, al norte de Italia, interceptaron una carta dirigida al Papa Francisco que contenía tres balas y un mensaje.

De acuerdo con los reportes, el reverso del sobre contiene una inscripción con bolígrafo apenas legible: “El Papa – Ciudad del Vaticano – Plaza de San Pedro en Roma”.

Los trabajadores postales de Peschiera Borromeo, en la provincia de Milán consideraron sospechoso el sobre durante el proceso de clasificación, por lo que la carta fue interceptada.

De inmediato, los carabineros de Milán intervinieron y abrieron una investigación bajo la autorización de la Fiscal adjunta de Milán, Alessandra Cerreti.

Según informó el diario Corriere della Sera, la carta contiene tres balas de calibre de nueve milímetros y un mensaje relativo al último caso de las operaciones financieras en el Vaticano, sobre el que hace algunos días se abrió un juicio contra varias personas y el cardenal defenestrado por Francisco, Angelo Becciu.

La carta habría sido enviada desde Francia.

El cardenal Giovanni Angelo Becciu fue destituido de su puesto después de que el Vaticano comenzó una investigación por una inversión inmobiliaria con la compra de un edificio en Londres, que salió tan mal que finalmente ha producido un agujero de 400 millones de euros en las cuentas vaticanas.

Pero, además, se conoció que Becciu habría enviado fondos de la Conferencia Episcopal Italiana y una vez del Óbolo di San Pedro, la institución que recoge las colectas para la misión del Papa, a Cáritas de Cerdeña para que se usasen a favor de la cooperativa Spes, cuyo propietario y representante legal es su hermano Tonino.

En otro de los capítulos del caso Becciu se publicó que desde la Secretaria de Estado se emitieron transferencias por cerca de 700 mil euros a una cuenta bancaria en Australia, y que este dinero estaría vinculado al juicio por abuso sexual que afrontó el cardenal australiano George Pell, con quien el cardenal italiano no mantenía buenas relaciones por sus diferencias en la gestión de las cuentas vaticanas.

Por Redaccion

Deja un comentario