Entidad queretana, entre las 10 mejores en democracia

0
60

Los 7 mil 322 puntos de 10 mil que obtuvo la entidad en 2018 lograron que subiera un lugar (y se posicionara en el noveno) respecto a los resultados obtenidos en el Índice de 2017, cuando se ubicó en el lugar 10

Roxana Romero

El estado de Querétaro se encuentra entre las 10 entidades que tuvieron un mayor desarrollo democrático durante 2018, de acuerdo con el Índice de Desarrollo Democrático (IDD-Mex) 2018, elaborado en conjunto por la Fundación Konrad Adenauer, la consultora Polilat, el Centro de Estudios Políticos y Sociales (Cepos) y la Confederación Unión Social de Empresarios Mexicanos, con el apoyo de El Colegio de México y el Instituto Nacional Electoral (INE).

Los 7 mil 322 puntos de 10 mil que obtuvo la entidad en 2018 lograron que subiera un lugar (y se posicionara en noveno), respecto a los resultados obtenidos en el Índice de 2017, cuando se ubicó en el lugar 10. Querétaro es, además, una de las entidades que siguen con la misma intensidad de desarrollo de los últimos Índices.

El IDD-Mex es un un instrumento de análisis político que muestra fortalezas y debilidades que permite a las dirigencias políticas, sociales y económicas utilizarlo para contar con un buen diagnóstico y para delinear e implementar políticas que logren avances en el desarrollo humano y en la equidad social, razón y fortaleza de la vida en democracia.

Este ‘ranking’ mide cuatro aspectos, entre los que están la dimensión de la democracia de los ciudadanos, en el que Querétaro obtuvo el octavo lugar; la dimensión de la democracia de las instituciones, en el cual la entidad ocupó el cuarto lugar; en el apartado de la dimensión de democracia social, el estado quedó en el lugar 27 y, finalmente, en la dimensión de democracia económica ocupó el décimo lugar.

  • Querétaro tiene desafíos en democracia social 

Aunque Querétaro se posicionó como uno de los 10 estados con mayor nivel de desarrollo democrático en el Índice de Desarrollo Democrático (IDD-Mex) 2018, en la dimensión  social todavía tiene diversas áreas de oportunidad que deben ser atendidas, consideró Jorge Arias, director del Índice de Desarrollo Democrático de América Latina, que evalúa la democracia en 18 países de la región, y director del IDD-Mex.

La entidad recibió una de las peores puntuaciones en el tercer rubro evaluado: la democracia social, en el que se mide la inversión en educación, salud, el grado de eficiencia en el sistema de salud (a través del indicador de la mortalidad infantil), el grado de eficiencia del sistema educativo (que se mide a través de la terminalidad en secundaria), la pobreza, el empleo, la desigualdad.

Querétaro tiene un espacio de oportunidad de mejora en su democracia y seguramente las autoridades, los empresarios y organizaciones de la sociedad civil, trabajando con los indicadores del Índice y con otros estudios, pueden generar políticas de mediano y largo plazo que logren un mejor avance en ese sentido”, mencionó.

Entre las recomendaciones están generar mejor infraestructura tanto en educación como en salud, mejorar el sistema educativo, generar mayor calidad en el sistema de salud, sobre todo para los sectores de menores ingresos, y generar mejores oportunidades de empleo para combatir la pobreza y ajustar los principios fiscales de modo que haya mayor distribución en la generación de la riqueza.

Hay un estudio a nivel internacional que señala que de la riqueza generada el año pasado, el 87 por ciento fue generada a manos del 1 por ciento de la población mundial y México no escapa de esto, y precisamente desde la democracia tenemos que trabajar para revertir y lograr hacer una democracia inclusiva que incorpore a los pobres en una mejor calidad de vida que no excluya. Ese es el mayor desafío que tenemos como sociedad”, opinó.

El experto agregó que este problema no es único del estado de Querétaro, pues a nivel nacional, el mayor déficit está en el ámbito social.

México como democracia tiene tres déficits, uno la violencia, (Querétaro no es un caso emblemático), pero también la pobreza y la Inequidad. No podemos pensar que una sociedad democrática hace grandes diferencias entre sus habitantes si unos comen todos los días y otros no comen nunca. La democracia es inclusiva y generadora de igualdad” señaló.

POR AM QUERÉTARO

Deja un comentario