El enviado especial sobre el COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), David Nabarro, admitió este martes que es “notoriamente difícil” hallar el origen del virus que provocó la pandemia, pero que se trabaja sobre varias hipótesis.

“Encontrar el origen de un virus, cuando tratas de explicar de dónde procede una enfermedad, es notoriamente difícil”, declaró Nabarro a Radio 4 de la BBC.

“No sabemos el origen preciso del VIH (el virus del Sida), no sabemos el origen preciso del Ébola y llevará mucho tiempo encontrar el origen preciso del COVID-19“, agregó el experto antes de que la OMS publique oficialmente su informe sobre la pandemia.

Nabarro dijo que la organización trabaja sobre varias hipótesis, pero que esta labor lleva su tiempo.

El esperado informe de la misión que investigó en China el origen del COVID-19 se publica este martes, si bien “todas las hipótesis siguen sobre la mesa”, señaló ayer el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Según los medios que tuvieron acceso a un borrador del informe, este defiende que la teoría más probable del origen de la pandemia es una transmisión del coronavirus desde murciélagos a seres humanos a través de otro animal, mientras que la hipótesis de un origen en laboratorio es “extremadamente improbable”.

Por Redaccion

Deja un comentario