Un tribunal de Moscú condenó al youtuber Karomatullo Dzhaborov a dos años y cuatro meses de prisión por realizar en febrero de 2020 una broma en la que simulaba un ataque de coronavirus.

Un bloguero fingió que estaba infectado de coronavirus y provocó de esa manera el pánico entre los pasajeros del Metro de Moscú.

En un video posteriormente difundido en las redes sociales, se puede observar cómo Karomatullo Dzhaborov, con una mascarilla protectora en su cara, cae al suelo en un vagón y, cuando se le acercan algunas personas en un presunto intento de ayudar, empieza a convulsionar. En ese momento, uno de los voluntarios se aleja rápidamente, mientras que alguien exclama que se trata de un infectado por el coronavirus. Sólo más tarde se descubriría que había sido solo una broma de Dzhaborov, ciudadano de Tayikistán, y sus amigos.

“>

La mención del virus, que ya se cobró la vida de más de mil personas, provocó que otros pasajeros del vagón se apresuraran a alejarse del presunto enfermo, y creó una situación potencialmente peligrosa cuando en la estación más cercana la gente empezó a empujar para salir del tren.

Por su parte, su abogado, Alexéi Popov, precisó durante una entrevista con TASS que los autores de la broma la hicieron para “llamar la atención de las autoridades hacia el problema” del brote del coronavirus. “Aquí no hay delito”, subrayó.

Por Redaccion

Deja un comentario