Además de la saturación de las camas y la escasez de personal médico especializado, la pandemia del Covid-19 presenta otra eventualidad en los hospitales de Aguascalientes: el desabasto de medicamentos para sedar a los pacientes muy graves que han requerido ser ingresados a un nosocomio.

De acuerdo al integrante del equipo consultor de Enfermedades Infecciosas del Colegio de Medicina Interna de México, Francisco Márquez Díaz, el aumento de pacientes hospitalizados en terapia intensiva a causa del Covid-19 ha ocasionado que algunos insumos comiencen a escasear, como los sedantes que se aplican para mantener estables a las personas que han necesitado intubación.

Entre ellos se encuentran el fentanyl y el propofol, así como otros relajantes musculares como el vecuronio.

“El consumo incrementado genera un desabasto, y es una realidad que incluso para los pacientes que en este momento están intubados en los hospitales hay escasez de medicamentos para mantenerlos sedados, esa es la realidad, entonces si no detenemos la propagación y no disminuimos el número de personas que se infectan y se hospitalizan, estaremos en una crisis verdadera”.

Aunado a esto, el galeno indicó que el desabasto de medicamentos también ha sido propiciado por el consumo indiscriminado y automedicación de una parte de la población, por lo que sugirió evitarlos, ya que además puede agravar los síntomas de algunos padecimientos respiratorios.

“Hay antibióticos que no se deben consumir, las personas que no están hospitalizadas no deben consumir ningún tipo de antibióticos, nada más analgésicos, paracetamol y si acaso el ibuprofeno y una guía médica, sólo si el paciente tuviera un cuadro más cercano a una infección se valoraría el uso de un antibiótico, pero no hay un kit para que se lleven a su casa”, puntualizó.

Agregó que medicamentos como la cortisona o la dexametasona incluso podrían provocar graves riesgos para los riñones en caso de ser consumidos en exceso.

“Están descartadas la azitromicina, ivermectina, están descartadas también las vitaminas, no es necesario tomar vitamina C, D o zinc, está demostrado que son específicos algunos casos de pacientes con deficiencias, pero fuera de eso no se requiere una medicación especial; y no se diga consumir cortisona, para nada se debe medicar algún tipo de cortisona para algún paciente que esté fuera del hospital, eso puede generar complicaciones como insuficiencia suprarrenal”, subrayó.

El infectólogo Francisco Márquez comentó que las fórmulas más eficaces para tratar los síntomas leves del Covid-19 son los analgésicos, especialmente el paracetamol.

Cabe destacar que en días anteriores el secretario de Salud del Estado, Miguel Ángel Piza Jiménez, afirmó que durante varios días se ha tenido “crisis” en el suministro de los medicamentos, ya que la larga estancia de pacientes de Covid-19 en hospitalización –un mes en promedio- ha provocado un alto consumo de sedantes.

“Es por eso que a veces hemos tenido una crisis de medicamentos, porque un paciente que está intubado llega a consumir más de mil ampolletas de midalozam, ¿entonces imagínense el consumo que tenemos ahorita con todos pacientes que tenemos hospitalizados?, porque se les tiene que poner las 24 horas para estar sedados”.

Deja un comentario