La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que tras seis semanas consecutivas de casos de COVID-19 a la baja en lo que va de la pandemia en 2021, suman siete semanas de aumento de contagios y muertes.

Esta pandemia está lejos de terminar”, sentenció el director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Al presentar el informe diario sobre la situación de la pandemia, el doctor Tedros indicó que la semana pasada se registró el mayor número de casos en una sola semana hasta ahora.

Dijo que varios países de Asia y Medio Oriente han experimentado grandes aumentos de casos, a pesar de que se han aplicado más de 780 millones de dosis de vacuna en todo el mundo.

El director general de la OMS llamó a no poner todas las esperanzas en las vacunas contra COVID-19 y continuar con el distanciamiento social, el uso de cubrebocas y el lavado frecuente de manos.

La OMS no quiere bloqueos interminables. Nosotros también queremos ver la reapertura de las sociedades y las economías y la reanudación de los viajes y el comercio”, subrayó.

Pero insistió que en este momento las unidades de cuidados intensivos en muchos países se están desbordando y la gente está muriendo, hecho que aseguró “es totalmente evitable”.

El doctor Adhanom Ghebreyesus criticó que algunos países reabran restaurantes y centros nocturnos a pesar de la transmisión continua de COVID-19.

Más aún que haya quienes crean que si son relativamente jóvenes no importará si se contagian.

Esta enfermedad no es gripe. Han muerto personas jóvenes y sanas. Y todavía no comprendemos completamente las consecuencias a largo plazo de la infección para quienes sobreviven”, enfatizó.

El director general de la OMS concluyó su reporte con el hecho de que aunque “esta pandemia está lejos de terminar” hay razones para el optimismo.

Con un esfuerzo concertado para aplicar medidas de salud pública junto con una vacunación equitativa, podríamos controlar esta pandemia en cuestión de meses”, dijo.

Por Redaccion

Deja un comentario