El exalcalde de Canatlán, Durango, Eugenio Rodríguez, vivió un episodio de terror pues durante 3 años, su esposa le suministró pequeñas cantidades de raticida, lo que derivó en distintos problemas médicos.

El exalcalde lleva dos años hospitalizado y de acuerdo con medios locales, su esposa, identificada como Nora Lucila, de 44 años de edad, tenía una orden de restricción; sin embargo, fue sorprendida en la habitación de su esposo intentando desconectar los aparatos que lo mantienen con vida

Elementos de seguridad que resguardan al exmandatario se dieron cuenta de las intenciones de la mujer y la detuvieron justo en el momento en que desconectaba los aparatos. Posteriormente la llevaron ante el Ministerio Público local para iniciar las investigaciones correspondientes.

Óscar Galván, director municipal de Seguridad Pública, informó que el exalcalde se encuentra en estado de coma.

Fuente_ Nación321

Por admin

Deja un comentario