La Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó sobre la expulsión de un alumno acusado por abuso sexual contra una estudiante y aseguró que el Tribunal Universitario continuará con los procedimientos que marca la Legislación Universitaria para esclarecer lo sucedido.

A través de un comunicado compartido en su cuenta de Twitter, el director de la Facultad, Carlos Amador Bedolla explicó que derivado de los avances en los procedimientos, la decisión fue la expulsión del alumno, quien también era profesor adjunto en la escuela

“Con referencia al caso de violencia de género mencionado en los últimos días en redes sociales, se informa que derivado de los últimos avances en los procedimientos, se ha procedido a la expulsión del alumno involucrado por parte del director de la Facultad”.
Facultad de Química

Luego de publicar dicha información, usuarios exigieron a la institución que mostrara evidencias sobre la expulsión pues existe duda acerca de su veracidad y consideraron que es una estrategia para terminar la toma del plantel por parte de estudiantes que comenzó la tarde de este 15 de octubre.

La toma de instalaciones sucedió luego de que una alumna denunció que fue víctima de violación por parte de su expareja que fue identificado como el alumno expulsado de la Facultad de Química.

De acuerdo con la colectiva Toffana, durante la toma no hubo agresiones contra directivos y estos entregaron las llaves de las instalaciones. La agrupación se comprometió a no agredir laboratorios, biblioteca, hemeroteca y promotores ni salas de cómputo.

Junto con esta protesta, también se inició un paro no activo virtual a partir de las 07:00 horas del miércoles 14 de octubre y hasta las 07:00 horas del lunes 19 para demandar respuestas sobre el caso de agresión sexual y otras de sus peticiones.

Estas manifestaciones ocurren luego de que la joven estudiante denunció abuso sexual en su contra con autoridades de la Facultad, pero no hubo respuesta ni sanción para el responsable, incluso permitieron al señalado seguir con sus actividades como profesor adjunto.

La Facultad de Química negó el hecho y argumentó que dio atención a la agresión a través de la Unidad Jurídica, donde se interpuso la queja y el 24 de febrero se dictaron medidas urgentes para proteger a la estudiante y evitar su contacto con el denunciado, quien fue suspendido provisionalmente como alumno hasta el 10 de enero de 2021.

Ahora será el Tribunal Universitario quien deberá sesionar y tomar una decisión definitiva respecto al alumno. El pliego petitorio de las alumnas contiene nueve puntos que exigen se resuelvan para devolver las instalaciones; mientras que las clases a distancia.

 

Deja un comentario