Una familia neozelandesa hizo un inesperado hallazgo en el departamento que alquilaron en la plataforma Airbnb el pasado 3 de marzo, en la ciudad de Cork. Se trataba de una cámara espía, que fue descubierta por el padre de familia, Andrew Barker. Mientras se conectaba a la red wifi, el hombre, que era experto en informática, encontró una potencial vulnerabilidad al escanear la red, informa News Republic. Fue así como se dio cuenta de la existencia de una cámara que transmitía la señal en vivo del departamento, oculta en lo que parecía ser una alarma contra incendios o un detector de humo.

 

La familia Barker se tomó con humor el hallazgo y hasta se tomaron una fotografía, pero Andrew decidió quejarse con Airbnb; sin embargo, la habitación seguía apareciendo en la plataforma. Fue hasta que presentó una denuncia pública, cuando el lugar dejó de estar disponible. AIRBNB

FuentE_ mvsnoticias

Por admin

Deja un comentario