Familiares de una de las víctimas de un paquete bomba en un restaurante de Salamanca, Guanajuato, adjudicaron el atentado al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La tarde del domingo dos hombres a bordo de una motocicleta entregaron lo que parecía ser un regalo de cumpleaños a miembros del restaurante Barra 1604, pero el paquete explotó al abrirlo.

Las víctimas fueron identificadas como Mario Alberto Hernández, gerente del lugar, y Mauricio Salvador Romero, socio comercial.

Familiares de Mauricio Salvador denunciaron que desde hace siete meses el restaurante era víctima de extorsión. Presuntos miembros del CJNG les exigían 50 mil pesos a la semana por “derecho de piso”.

Detallaron que Barra 1604 presentó dos denuncias ante la Fiscalía General de Guanajuato, pero que no obtuvieron respuesta alguna.

Mi hermano y Mario fueron las víctimas, pero el mensaje no solo era para ellos… este era un mensaje para decir que aquí están, que aquí siguen, que no se van a ir. Es un mensaje para causar terror”, sentenció el hermano de Mauricio Salvador al diario Milenio.

Por su parte, las autoridades de Guanajuato creen que el atentado fue por temas de índole personal.

Sophía Huett, secretaria ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública, indicó que el atentado “no coincide con las características intimidatorias” que se han visto en ocasiones anteriores en Guanajuato.

Regularmente cuando se busca generar miedo entre los sectores económicos, se buscan otro tipo de mecanismos. Estos grupos delictivos no habrían tenido empacho en que la caja hiciera explosión al interior del propio restaurante; sin embargo en este caso hace salir a la persona para que recoja el regalo afuera”, dijo en entrevista para Radio Fórmula.

La funcionaria agregó que trabajan en establecer el verdadero motivo del paquete bomba, por lo que cuentan con varias líneas de investigación.

Por Redaccion

Deja un comentario