Miguel Ángel Félix Gallardo, el jefe de jefes reapareció con 76 años de edad en una entrevista luego de 32 años de estar preso en el penal federal Puente Grande, Jalisco, en la zona de máxima seguridad.

Telemundo logró concertar una entrevista con quien fuera considerado el mayor narcotraficante de México, sin embargo, las condiciones en las que lo encontraron fueron lastimosas.

Tuerto y en silla de ruedas, Félix Gallardo se presentó ante la primera entrevista que da, desde que fue encarcelado.

Además, el jefe de jefes está sordo de un odio y asegura no tener ninguna sensibilidad auditiva o de visión.

“Perdí todo. Perdí la sensibilidad, los oídos, los ojos”

MIGUEL ÁNGEL FÉLIX GALLARDO

Félix Gallardo sólo espera ser enterrado en un árbol por su familia

Félix Gallardo mencionó a la entrevistadora que su salud es tan mala que ya sólo está esperando a ser enterrado en un árbol.

“Mi salud es pésima. Mi familia está haciendo un hoyo para yo ser enterrado en un árbol. No tengo pronóstico de vida ninguno”

MIGUEL ÁNGEL FÉLIX GALLARDO

Debido al estado de salud de Félix Gallardo, la entrevistadora de Telemundo tuvo que escribir las preguntas para que pudiera leerlas y después responder.

Pese a que no podía escuchar bien y su discapacidad visual, el jefe de jefes aclaró que decidió conceder la entrevista por el “afán de lucha” de la reportera, quien durante 5 años insistió en hablar con el capo.

Por Redaccion

Deja un comentario