La fiesta masiva en un barco de turistas que se hundió en Puerto Vallarta, Jalisco, desató una polémica entre usuarios de redes sociales en Estados Unidos quienes consideran que la decisión carece de empatía debido a que la entidad registra 100 por ciento de ocupación hospitalaria.

La revista Rolling Stone identifica al organizador del festejo gay como el empresario Jefrrey Sanker, quien decidió mover su última fiesta masiva al estado de Nayarit. Uno de los asistentes al evento, aseveró que no podía contagiar a los otros invitados con coronavirus dado que él mismo no estaba infectado, restándole importancia porque sólo tenía 23 años y quería disfrutar la vida.

La polémica en redes sociales estuvo incentivada sobre todo en Instagram mediante la cuenta GaysOverCovid, que es administrada de forma anónima y ha puesto en evidencia a integrantes del colectivo que pese a la prevalencia de la pandemia de Covid-19, continúan celebrando fiestas, por lo cual postea información personal respecto a los participantes.

 

“>

Deja un comentario