La policía de Pearland dio a conocer que una mujer fingió ser autista con el fin de obtener satisfacción sexual.

Fue a principios de mes que la mujer contrató un cuidador para su “hermana gemela autista” con fines sexuales.

En un comunicado revelaron que Rachel de 29 años de edad realizó la contratación por internet.

El plan era que el cuidador pasara por su “hermana gemela” a casa y la devolviera el día siguiente.

Por admin

Deja un comentario