Este 10 de enero de manera oficial entrará en funciones la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, organismo autónomo que sustituirá a la Procuraduría capitalina.

Y ya será órgano autónomo porque el nombramiento de su titular ya no dependerá de la jefa o jefe de gobierno en turno, sino que será votado en el congreso local. Aunque parezca contradictorio, la titular de la Fiscalía será la actual procuradora, Ernestina Godoy, pues los diputados locales modificaron la Constitución capitalina para permitir a Godoy Ramos ser la primera fiscal en la CDMX.

Será a las 10:30 horas de este viernes cuando se dé la ceremonia solemne de inicio de funciones de la Fiscalía. Unos de los principales objetivos de este nuevo órgano será reducir el tiempo para levantar denuncias por delitos de bajo impacto de cuatro horas a sólo 15 minutos.

Para logarlo, una Comisión Técnica para la transición de Procuraduría a Fiscalía recomendó dar un tratamiento diferenciado a las denuncias según el tipo de delito, sin olvidar la calidad en la atención y la derivación oportuna.

“Es necesario que el proceso de denuncia sea ágil y elimine por completo los formalismos. Lo importante para los MP que reciban las denuncias es estar en posibilidad de identificar rápidamente de qué se trata y qué elementos existen para generar una respuesta institucional. Asimismo, se terminará con la ratificación de denuncias. Los citatorios, llamadas telefónicas u otro tipo de contacto posterior a la denuncia sólo deberán obedecer a necesidades de la investigación, protocolos de seguimiento y control de calidad”, señalan la recomendación de la Comisión Técnica, de la cual Publimetro posee una copia.

De igual forma, será importante que la Fiscalía pueda diferenciar entre víctimas que requieren una atención expedita y otras que lo que necesitan es una atención exhaustiva al levantar su denuncia. Para esto se requerirá trabajar en los protocolos de actuación y el diseño de procesos por tipo de delito, de tal manera que los delitos iguales sean tratados de igual manera, pero no que la totalidad de los delitos tenga la misma ruta de atención como hoy sucede.

“Debe ser muy diferente el proceso de denuncia de un robo de celular que el de una violación o un secuestro. En el primero, el proceso debe ser ágil y expedito, en los segundos lo relevante es que la víctima se siente protegida y atendida y dar inicio inmediatamente a la investigación”, precisa la recomendación.

En este sentido, el presidente del Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas, apuntó que este cambio no sólo debe de ser de nombre, sino de resultados, transparencia y combate a la impunidad.

Fuente:publimetro

Deja un comentario