Los avances en las indagatorias con base en los peritajes y una serie de entrevistas realizadas por peritos especialistas de la Fiscalía capitalina para esclarecer el trágico accidente de la Línea-12, apuntan a que los posibles responsables de causar la muerte a 26 personas y dejar más de 100 heridos, 10 de los cuales aún no se recuperan del todo; podrían ser personal de segundo y tercer nivel de la empresa constructora encargada de la obra.

A esta primera conclusión llegaron los peritos luego de analizar a detalle el peritaje que realizó la empresa noruega DNV, asentados en la carpeta de investigación, CI-FICUH/STCMP/UI-3C/D/00045/05-2021, manejando como la principal línea de investigación que el “error” fue causa de una mala supervisión de la obra, señalando al ingeniero Alejandro “N”, quien en esas fechas, según los archivos de la constructora, era el director general del grupo IPISA, quien participó en varios tramos de la línea ferroviaria del Metro.

Además, se busca en los archivos de la misma empresa a cuatro personas más, aparentemente los responsables de trabajar con los llamados “pernos Nelson”, quienes según el dictamen colocaron mal algunos y no instalaron los necesarios para la trabe que se vino abajo, y una más quien aparentemente era el encargado de almacén y encargado de notificar y avisar si se requerían más de ese material, que según el dictamen preliminar, pudo ser una de las causas de la tragedia.

Por Redaccion

Deja un comentario