El fisicoculturista ruso Yuri Tolochko por sin se casó con su muñeca sexual, de nombre Margo, luego de que la ceremonia fuera pospuesta debido a la cuarentena por coronavirus, lo que sólo consiguió florecer su romance.

La pareja finalmente selló su compromiso en compañía de sus amigos y familiares, en un festejo como cualquier otro que incluyó un juez, anillo de matrimonio, vestido de novia, banquete, las palabras del padrino, brindis y el primer baile de los enamorados. Las fotos fueron compartidas en Instagram.

El fisicoculturista se identifica como pansexual; es decir, que no se enamora del género, sino de la persona, y en este caso, de una muñeca sexual que según el novio “tiene una personalidad ardiente, pero hay un alma tierna en su interior”.

Agregando que al fin ha sucedido y la historia continuará.

“Con tiempo y experiencia, Margo y yo nos dimos cuenta de que se necesitan más que palabras para tener una conversación”.
Yuri Tolochko, fisicoculturista.

La pareja se comprometió en diciembre del 2019, pero Yuri afirma que su relación con su muñeca inflable floreció durante el confinamiento de este 2020: “Tu pareja sin duda se merece lo mejor, pero tienen que hacer su parte. Las parejas necesitan hablar menos y conectarse más“, dijo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ты узнаешь меня сразу 😏 (@margo_party)

“>

Deja un comentario