Francisco Cabrera García fue desalojado de su casa salvajemente por los vecinos y su casera de nombre Ani Cortés. El único pecado del hombre es trabajar como camillero en el IMSS y dar positivo a coronavirus.

La esposa de Francisco Cabrera dio a conocer el lamentable suceso. La noche de este sábado 26 de diciembre, Ani Cortés, contadora en automotriz Nissan Cholula y que renta una casa a Francisco Cabrera, pidió ayuda a los vecinos para sacarlo de la casa a medianoche por tener coronavirus.

“Ayer le hicieron a mi marido lo peor que se le puede hacer a una persona. La señora Ani Cortes Ocaña (nuestra casera) contadora de la automotriz Nissan, sucursal Cholula, se atrevió a correrlo de nuestra casa al enterarse que tenía covid”, escribió la mujer en su red social.

“¡¡¡A altas horas de la noche, llamó e incitó a todos los vecinos del edificio para que lo corrieran!!! Lo sacaron de nuestra casa a base de insultos, y amenazas. A mis suegros (siendo personas mayores 70 años) no les quedó de otra más que defenderlo y llevárselo”, continuó.

La propiedad se ubica en un edificio de la privada Jabalí, es el número 2614, en la colonia Las Hadas. Él es camillero en el Hospital de Traumatología y Ortopedia; por más que hizo para no contagiarse, por más cuidados que tomó después de meses, dio positivo.

“Yo le debo a él mis respetos por la labor que hace, hay muchos pacientes con COVID en su trabajo y él se sobreprotege para trasladarlos, pero nunca deja de ser humano y trata de que ese enfermo no sufra de más, tratando de platicarle o brindarle una sonrisa en forma de apoyo”, escribió su esposa, quien dio a conocer el terrible suceso.

Mi hija todos los días pregunta por él y le hace videollamadas porque lo extraña demasiado. Se ha hecho varias pruebas para que con un solo día pueda vernos y convivir con nosotras, aunque sea una vez al mes. A él le debo mi respeto por ser no sólo un súper héroe en su trabajo si no súper héroe con nosotras que somos su familia”.

Deja un comentario