El Gobierno de Estados Unidos presentará una apelación contra la decisión de un juez federal de impedir la expulsión de niños migrantes no acompañados detenidos en la frontera sin permitirles hacer peticiones de refugio o asilo, anunció el Departamento de Justicia.

La apelación será presentada ante un tribunal del Distrito de Columbia, donde se encuentra Washington.

La Administración del presidente estadounidense saliente, Donald Trump, busca revertir el fallo del magistrado Emmet Sullivan a favor de los menores no acompañados que eran sujetos a expulsión después que el Gobierno impusiera una normativa que le permite a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) expulsar a extranjeros arrestados en la frontera argumentando una emergencia sanitaria por el COVID-19.

En la orden, el juez advertía que los niños migrantes no acompañados que son detenidos por agentes fronterizos deben recibir las salvaguardias que el Congreso estableció para ellos y ser llevados a refugios supervisados por el Gobierno durante sus procedimientos de migración.

El fallo del juez Sullivan solo afecta a niños no acompañados, no a los migrantes adultos.

Según datos de la CBP, en septiembre pasado más de 48 mil migrantes fueron expulsados bajo la normativa en cuestión en la frontera sur con México.

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, que tomará posesión el próximo 20 de enero, ha prometido un giro en la agresiva política migratoria que ha aplicado la Administración de Trump durante los últimos cuatro años.

Esta semana, el exvicepresidente demócrata designó a Alejandro Mayorkas como secretario de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) de su futuro Gobierno, quien de ser aprobado por el Senado, sería el primer latino en el cargo y estaría al frente de las políticas migratorias de Estados Unidos.

Por Redaccion

Deja un comentario