Aunque no hablará con medios de lo ocurrido, la animadora continúa utilizando sus redes sociales para seguir tocando el tema por lo que hoy Gomita muestra las secuelas de los nervios que padece tras denunciar a su padre.

En un nuevo video publicado en sus historias de Instagram, Gomita se deja ver con poco maquillaje para asegurar que estos días se ha sentido un poco nerviosa, ansiosa y presionada; sin embargo, ya se está re-activando.

Y es que desde que denunció haber sido violentada por su padre, Alfredo Ordaz Bajaras, teme por su seguridad sobre todo por las represalias.

Por lo que no había podido dormir bien, además de que su cara comenzó a reflejar las secuelas de los nervios que padece.

“Estoy un poquito nerviosa y mi cara siempre lo resiente”, explica a la par que señala los granitos y las marcas rojas que han aparecido en su rostro.

Así como asegura estará bien ahora que se ha puesto en manos de expertos. “No todo es de color de rosa pero pues uno siempre debe de verlo con el mejor color”, dice.

Gomita no hablará de la denuncia contra su padre

Pese a que la presentadora de televisión fue quien hizo público el delicado tema, Gomita no hablará de la denuncia contra su padre con los medios por lo que se espera que en cualquier momento lance un video contando su versión.

Por su parte, Elizabeth Ordaz, su madre, así como sus hermanos Lapizito y Lapizin no se han pronunciado al respecto, mucho menos su padre Alfredo Ordaz Barajas.

¿Qué pasó entre Gomita y su padre don Kiko?

Hasta el momento no está claro qué pasó entre Gomita y su padre don Kiko, y es que según el periodista Gustavo Adolfo Infante, la pelea se originó porque la madre de la cirquera descubrió una infidelidad de su marido.

Alfredo Ordaz Bajaras estaría involucrado sentimentalmente con la cuñada de Lapizito; sin embargo, otras versiones indican que ‘don Kiko’ tendría varias mujeres.

 

 

 

fuente: SDP Noticias

Deja un comentario