Fue a través de redes sociales –desde varias cuentas– en donde se dio a conocer la forma en la que actuó una familia en un restaurante de la Ciudad de México. El caso ha indignado.

De acuerdo con lo relatado por la mesera del restaurante, la familia fue hace un mes al lugar para reclamar la misma situación: había pelo en su comida. Por ello, esta nueva ocasión decidió revisar las cámaras para saber qué sucedía.

“Se me hizo súper mala lo que hicieron. Hace un mes ellos vinieron a comer y les pasó un incidente y da la curiosidad de que hoy les pasó exactamente lo mismo”, indicó la mesera.

Mientras tanto, en el el video se ve cómo la mamá y el papá de familia platican sonrientes, comen a lado de sus hijos, hasta que de pronto la mujer comienza a quitarse cabello para ponerlo en la comida.

Incluso, uno de los menores de edad –hijo– también se quitó cabello. Todo para generar una polémica escena y no pagar.

“Fue la señora, el niño y el señor, o sea, que clase de ejemplo le estás dando a tus hijos…O sea, el pelo del que tanto se quejaron hace un mes y hace unas horas, fue de ellos; o sea, ellos metieron su pelo y fue la señora, el niño y el señor”, se escucha decir a la mesera.

La mesera explicó que decidió ver las cámaras de seguridad después de algunas horas de que se habían ido, pues le pareció sospechoso lo sucedido.

“No es justo que nos quieran hacer esto a nosotros los meseros, nada más porque quieren una comida gratis… El señor me empezó a gritar a decir, que éramos unos puercos, que no sabíamos hacer nuestras cosas”, comentó la mesera.

Finalmente, la mesera pidió a los meseros que no se dejen de personas abusivas. El caso por lo tanto se ha vuelto viral en redes sociales con múltiples reacciones de enojo:

“Pinches muertos de hambre”; “Se pasaron, pena ajena”; “Mejor hubieran dicho que no tenían para comer “; “Gorrones”; “Desfachatez”; “No tienen para comer díganlo NO ABUSEN”, se lee entre las reacciones.

Por Redaccion

Deja un comentario

Salir de la versión móvil