Autoridades de Puebla descubrieron una segunda toma clandestina de gas LP en la zona de San Pablo Xochimehuacán donde la madrugada del domingo se registraron tres explosiones por robo de combustible.

La toma clandestina se encuentra al interior de un inmueble cercano al poste amarillo que indica que por allí pasan tuberías de Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con Eduardo Rivera Pérez, presidente municipal de Puebla, el riesgo de una nueva explosión en Xochimehuacán ya fue controlado.

La zona de la explosión que dejó una persona muerta y 17 más heridas cuenta con 244 predios, de los que 166 son irregulares, mismos que según el gobernador Miguel Ángel Barbosa pueden regularizarse siempre y cuando no se encuentren sobre franjas de seguridad de ductos de Pemex.

Protección Civil de Puebla continúa las labores de remoción de escombros y reblandecimiento en la zona de la explosión para descartar fugas de gas por tanques dañados o bajo los escombros.

«>

Por Redaccion

Deja un comentario