Hallan tortugas con tumores por metales pesados en Sinaloa

0
3

Varias tortugas han sido halladas en las costas de Guasave, Sinaloa, con tumores de fibropapiloma, causado por contaminación de metales pesados en la sangre.

Según especialistas del Departamento de Vida Silvestre del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (CIIDIR) los tumores son causados por la presencia del herpesvirus quelónido 5, muy relacionado a los metales pesados.

Imagen

El investigador y jefe del CIIDIR, Alan Zavala Norzagaray, pidió a la población de no consumir tortugas marinas, porque está demostrado el riesgo que implica para la salud humana.

“En este último mes hemos encontrado dos tortugas negras con tumores ya muy grandes, seguramente lo más probable es que estas tortugas vienen con este padecimiento migrando de otras zonas de alimentación a esta zona, adentro de las lagunas costeras de Navachiste y Topolobampo, y está asociado a un problema de inmunosupresión, lo que comúnmente conocemos como defensas bajas, por problemas principalmente de contaminación y esos tumores se expresan por la presencia de estos virus de herpes”, explicó para el medio Noroeste.

Norzagaray  señaló que hay una relación entre la contaminación que han reportado las tortugas en la sangre por metales pesados, y que no existe evidencia científica de que los tumores puedan transmitirse de un ejemplar a otro.

Los tumores cutáneos se presentan en aletas, piel, tejidos perioculares, cabeza, región cloacal, plastrón y caparazón, lo que limita su capacidad de movimiento y de alimentación, mientras que los fibromas se presentan principalmente en hígado, pulmones y corazón, por lo que afectan funciones digestivas, cardiacas, respiratorias y la flotabilidad.

El estudio de las enfermedades en tortugas marinas generalmente se realiza en organismos muertos, lo cual ha limitado la descripción del cuadro clínico.Imagen

“Mediante una muestra de sangre, se determinaron parámetros hematológicos como el hematocrito mediante la técnica de microhematocrito (MH) y las proteínas totales (PT) en plasma con un refractómetro de uso veterinario y para la detección del herpevirus. A cada individuo se le tomó una biopsia de piel normal, o en su caso, de protuberancias anormales (tumores), para extraer el ADN total y determinar la presencia del virus”, explicó el catedrático del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Con este tema de investigación, la alumna de posgrado Rocío Yanel Mejía Radillo obtuvo el grado de Maestría en Recursos Naturales y Medio Ambiente, quien detalló que respecto a la prevalencia del virus en estos réptiles, se ha identificado que aumentan por factores de estrés tanto internos (fisiológicos), como externos (ambientales).

Subrayó que se ha comprobado que el estrés ambiental puede estar relacionado con la cercanía a las costas. “Cuando las tortugas entran a estas zonas, llegan libres de la enfermedad y al permanecer en ellas hasta alcanzar una talla reproductiva e iniciar su migración a sitios de reproducción, están expuestas a todas las variaciones ambientales, contaminantes y a la posibilidad de contagio por la interacción con organismos enfermos”, sostuvo Mejía Radillo.

Otro factor de riesgo de fibropapilomatosis en tortugas marinas, es la presencia de contaminantes ambientales, los cuales han sido asociados a la reducción de la capacidad de defensa del sistema inmune.

Los contaminantes ambientales presentes en el ambiente marino incluyen pesticidas, metales pesados y organoclorados. Las tortugas pueden ingerir estos contaminantes con su dieta, ya que podrían estar adheridos a diferentes presas o disueltos en agua.

Imagen

Con este trabajo se brinda un panorama general del estado de salud de las especies C. agassizii y L. olivacea en la zona norte de Sinaloa, considerado como un sitio de comida abundante. Los científicos politécnicos destacaron la importancia de fortalecer la vigilancia del estado de salud de tortugas marinas, para ayudar a su conservación y protección, ya que son animales considerados como indicadores del estado de salud de un ecosistema.

Deja un comentario