La insuficiencia renal es unas de las patologías más frecuentes en pacientes con enfermedades crónico degenerativas, se ha detectado que 95 por ciento de casos se presenta en pacientes diabéticos, mientras que un 75 por ciento  deriva, de una hipertensión arterial, señaló el  médico nefrólogo  adscrito al Hospital General Regional número  1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en  Querétaro, Ángel César  Ortiz Bello.

 

Esta enfermedad comienza con un deterioro progresivo en la función de los riñones;  en fases iniciales es asintomática y conforme avanza el padecimiento se pueden presentar  mareos y ganas de vomitar,  ya en etapas terminales comienza con retención de líquidos, es decir,  presenta hinchazón a nivel de pies, tobillos, rostro y manos.

 

Durante la fase inicial se aplica tratamiento con medicamentos acompañados de una dieta especial, mientras que en casos más avanzados se opta por el tratamiento de diálisis peritoneal o hemodiálisis, con lo que se reemplazan las funciones del riñón.

 

“En la situación más idónea sería solicitar un trasplante de riñón, es considerado el método de elección preferido para la sustitución, el cual se estima que aumentaría aproximadamente de un 30 a 40 por ciento, es decir hasta 20 años aumenta la calidad de vida de en estos pacientes con fase terminal”, agregó el doctor Ángel Ortiz .

 

Por lo anterior el IMSS hace un llamado a la población para tener buenos hábitos alimenticios, de ejercicio, incluyendo la ingesta de dos litros de agua diarios, así como visitas periódicas a su unidad de salud correspondiente para dar seguimiento a los padecimientos que pudiera originar insuficiencia renal

Deja un comentario