Un hombre de Aculco, Estado de México, asesinó a su esposa e hija, ambas enfermas de COVID-19, y después se suicidó.

Los hechos ocurrieron el fin de semana pasado en el poblado El Azafrán.

Primeros informes señalan que Pedro llegó alcoholizado a su casa y agredió a su esposa e hija con un arma punzocortante después de enterarse de su positivo a COVID-19.

Posteriormente se suicidó colgándose de un columpio que tenían en el jardín.

Los cuerpos de los tres fueron hallados por la familia de la esposa, quienes llegaron el domingo a visitarla.

Alejandra, de 34 años, y Flor, de 12 años, fueron halladas en la recámara con heridas en el cuello.

Entre sus pertenencias se encontraba el diagnóstico de COVID-19 de ambas y varias medicinas.

Vecinos indicaron a las autoridades que escucharon pelear al matrimonio la noche del sábado. Alejandra le exigía a Pedro que dejara de tomar.

Por Redaccion

Deja un comentario