Un hombre de Jalisco murió al caer a una cripta de 7 metros de profundidad, durante el funeral de su esposa en el Panteón de Mezquitán, en Guadalajara.

El incidente se dio este 18 de noviembre en la capital de Jalisco. El hombre se encontraba en la ceremonia de sepultura de su esposa cuando pisó una cripta antigua, cayendo la referida altura y perdiendo la vida por el impacto que recibió al tocar fondo.

Los asistentes al entierro y personal del panteón marcaron a los números de auxilio y emergencia, para ayudar al hombre a salir del hueco. Elementos de la Cruz Verde y Protección Civil y Bomberos de Guadalajara llegaron al sitio para las maniobras de extracción del hombre.

El personal logró rescatar al hombre, de alrededor de 60 años, con cuerdas y canastillas. Sin embargo, presentó un daño cerebral bastante grave, por lo que los esfuerzos para reanimarlo fueron en vano, ya que perdió la vida por el impacto.

El personal del panteón ha notificado a los asistentes a este que no deben pisar las criptas, especialmente las que se vean más viejas, por los riesgos de colapso existentes.

El cuerpo del sujeto fue resguardado en el Panteón de Mezquitán, hasta el arribo de elementos del Ministerio Público, para tomar cartas en el asunto y levantar el cuerpo para llevarlo al Servicio Médico Forense.

El panteón de Mezquitán abrió el 2 de noviembre de 1896, luego de la saturación del Panteón de Belén. Se ubica muy cerca del centro de Guadalajara y lo cruza la Avenida Federalismo. En este hay tumbas y criptas de esa época y de principios del siglo XX.

En total el panteón tiene cerca de 87 mil tumbas, y 2 mil 600 están acordonadas por su fragilidad y para evitar accidentes como el que le ocurrió al hombre fallecido hoy.

Deja un comentario