Francois Vérove era un hombre de 59 años cuya vida criminal comenzó muy temprano. Recientemente recibió una citatorio para ser interrogado, por lo que se mató y dejó una nota confesando ser un asesino serial.

Sobre su cabeza pesan más de 35 años de delitos sin resolver; sólo dejó de ser asesino serial al enamorarse de la que hasta ahora fue su pareja sentimental.

Francois Vérove vivía en el sur de Francia y debía presentarse al interrogatorio el pasado miércoles 29 de septiembre, pues la policía realizaba una investigación de 750 potenciales sospechosos deasesino serial.

Una nota deja al descubierto los delitos de un asesino serial

Tras 35 años de impunidad, investigadores franceses habían conseguido identificar un ADN al que buscaban poner nombre, hasta que Francois Vérove se mató y confesó ser un asesino serial.

“Parece increíble”, dijo Didier Seban, abogado de las familias de tres víctimas del asesino serial Francois Vérove, quien se mató el mismo día en que sería interrogado.

Francois Vérove no se presentó y su mujer denunció no tener noticias suyas. El pasado 29 lo encontraron muerto en Grau-du-Roi. Había dejado una nota confesando sus crímenes.

El asesino serial está implicado en la muerte de cuatro personas y por lo menos seis violaciones perpetradas entre 1986 y 1994 en París

Cuando lograron obtener su huella genética, esta coincidió con la que se había encontrado en las escenas del crimen, pero las autoridades piensan que las víctimas del asesino serial pudieron ser mucho más.

Policía busca a cómplices del asesino serial

La policía de Francia está en busca de los posibles cómplices del asesino serial Francois Vérove, pues temen que no haya actuado solo.

Asimismo, quieren determinar el número de víctimas que haya podido tener, pues hasta ahora se le relaciona con cuatro muertes y seis violaciones.

“Vamos a pedir a la Justicia que sigan investigando a fin de que sus crímenes no queden impunes y también por respeto a las familias de las víctimas de Francois Vérove; estas merecen respuestas”, declaró Didier Seban, abogado de las familias.

Por Redaccion

Deja un comentario