Berenice, de 32 años de edad, libró la primera batalla legal al quedar en libertad, tras ser implicada en el homicidio de su esposo y sus dos hijastros, en un gimnasio de la Alcaldía Gustavo A. Madero,pero la Procuraduría busca el dato de prueba contundente para llevarla a prisión.

Una Juez de Control determinó como no legal la detención de la sospechosa, ya que la Procuraduría capitalina no solicitó orden de aprehensión, aunque en la dependencia se informó que la juzgadora negó entrar al fondo del caso.

Además, rechazó los argumentos del Ministerio Público en el sentido de que se trataba de un caso urgente, pese a que la Policía de investigación actuó con prontitud para evitar que el caso quedara en la impunidad.

Este domingo se celebró la audiencia de control de detención de Berenice, acusada por la Procuraduría capitalina del triple crimen, entre ellos el de su cónyuge, el empresario Jacobo Rafael, el hijo de éste de nombre Jacobo y el feminicidio de Patricia la hija menor de la familia.

Berenice fue puesta en libertad de inmediata y la juzgadora conminó al representante social a continuar la investigación. En tanto, las fuentes consultadas mencionaron que analizan inconformarse por dicha resolución.

La noche del viernes, varios hombres ingresaron al gimnasio Muscle Factory Gym, ubicado en calle Cienfuegos, de la Colonia Residencial Zacatenco. Los hijos fueron privados de la vida en el baño.

El padre de familia murió cuando era llevado a un hospital y horas después la policía de investigación de la Fiscalía en Gustavo A Madero detuvo a Berenice.

Una aparentemente venganza debido a que su pareja la sacó de testamento, tras una infidelidad, es la línea más robusta de la Policía de Investigación.

Por admin

Deja un comentario