Raymundo Collins, exsecretario de Seguridad Pública, ya es buscado por la Interpol en Estados Unidos después de que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México solicitara a la FGR la emisión de una ficha roja.

Collins Flores cuenta con una orden de aprehensión en su contra; está acusado por el delito de uso ilegal de atribuciones y facultades en su calidad de titular Invi.

De acuerdo con lo estipulado, podría ser sancionado con una pena de entre tres meses y dos años de cárcel, además de una multa de 500 a mil días.

La acusación contra el exfuncionario consiste en la supuesta compra indebida de un inmueble para el Invi.

Si bien se libró la orden el pasado 21 de marzo por parte del juez Centésimo Décimo Tercero del Sistema Procesal Penal Acusatorio de la Ciudad de México, adscrito a la Unidad de Gestión Judicial Doce, se conoce por un informe que rindió un juez del fuero común a finales del mes pasado.

La orden de aprehensión contra Collins forma parte de las investigaciones de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México contra exfuncionarios de la administración de Miguel Ángel Mancera.

La Fiscalía capitalina abrió una carpeta judicial contra Collins, así como otros exfuncionarios, presuntamente implicados en irregularidades durante su gestión en el Invi que causaron agravio al Servicio Público de la Ciudad de México y de la sociedad.

Esta es la segunda ocasión en que las autoridades capitalinas intentan detener a Collins.

En diciembre pasado se le imputó una querella similar; sin embargo, luego de considerar que el delito ya había prescrito, el juez ordenó cancelar dicho mandato.

fuente: López-Dóriga Digital

Deja un comentario