“El anticonceptivo no cuenta con carga hormonal, y se busca que, al dejar de tomarlo, se pueda volver a ser fértil de forma inmediata y sin efectos secundarios”, dijo Claudia Treviño investigadora del Instituto de Biotecnología.

De acuerdo con la investigadora, el equipo busca que el nuevo anticonceptivo, que sería a través de parches o pastillas, sea más efectivo de lo que actualmente hay en el mercado con 96%.

Con esta técnica, los científicos buscan liberar a las mujeres de ser las únicas que se responsabilizan del control de la natalidad, ante los efectos adversos que tienen, por ejemplo, las pastillas anticonceptivas.

El anticonceptivo creado por el Instituto de Biotecnología de la UNAM bloquea el desplazamiento del espermatozoide evitando que llegue al ovulo.

“Este compuesto impediría que el espermatozoide nade la distancia necesaria para encontrar al ovulo. Entonces no se encuentran, no hay fecundación”, dijo Treviño.

Para inmovilizar a los espermatozoides, los investigadores de la UNAM investigan el veneno de animales ponzoñosos.

fuente: Forbes México

Deja un comentario