La llamada tercera ola de Covid-19 está asolando el territorio mexicano y es en el estado de Jalisco donde las autoridades han parado la fiesta para el próximo mes de agosto, además de reducir los aforos en espacios de convivencia masiva. Enrique Alfaro, gobernador de la entidad dio a conocer que las medidas entrarán en vigor a partir del día 1 de agosto para el territorio jalisciense.

Estas medidas incluyen la cancelación de eventos en agosto y septiembre eventos masivos como: fiestas patrias, fiestas de octubre, las fiestas patronales (en municipios de baja incidencia podrá solicitarse una autorización de excepción ante la mesa de salud), festejos religiosos extramuros; los informes de gestión gubernamental, tomas de protesta y festividades relacionados con la política.

“Los bares y antros ante la negativa de cumplir con los protocolos sanitarios y entre la evidencia de que es la población joven en este tipo de lugares la que se está contagiando quedan suspendidos, porque primero tenemos que garantizar el regreso a clases, antes que el desorden, la fiesta y el desmadre, así de claro”, dijo el gobernador del estado. Las restricciones implican las siguientes medidas: Restaurantes: pasarán a un aforo del 50 % en lugar del 75 % vigente, su horario de cierre cambia de la 1am a las 12am de la noche.

Eventos sociales en salones: para espacios cerrados de 300 personas baja a 150, en espacios abiertos, una persona por cada 7 metros cuadrados. Hoteles: seguirán con un aforo del 80 %, aunque disminuye al 50 % en áreas comunes. Estadios con un 33 %, con uso de cubrebocas.

Por Redaccion

Deja un comentario