Los hermanos Andrea y Víctor, junto a sus respectivas parejas y tres amigos más, fueron golpeados brutalmente, sin razón aparente, por personal de un bar ubicado en la calle San Jerónimo en el denominado corredor cultural de Centro Histórico; dicho establecimiento cuenta con varias quejas de vecinos que, además de ser testigos de estas agresiones, también denuncian su operación ilegal durante la pandemia por Covid-19.

Fue la noche del pasado domingo 13 de septiembre, cuando los jóvenes caminaban por el corredor cultural, que los meseros de la Terraza Barullo’s los convencieron de ingresar al establecimiento. Eran alrededor de las 11 de la noche y ellos únicamente querían comer y tomar algo sencillo para después retirarse a sus casas.

Los hermanos Andrea y Víctor explicaron que la idea inicial era llegar a una terraza en el Zócalo de la CDMX pero fue debido a la insistencia del personal de la Terraza Barullo’s en San Jerónimo que se quedaron ahí. Desde que ingresaron, se percataron que no se estaban siguiendo las medidas sanitarias por Covid-19 pues había muchas personas a las que no les solicitaba respetar la sana distancia, nadie usaba cubrebocas y no tenían gel antibacterial, por lo que decidieron consumir sólo por compromiso.

“Parecía que no había pandemia, no había medidas de seguridad, ni gel y tampoco cubrebocas. Por eso sólo ordenamos rápido algo de comer y salimos, eran cuarto para las 12 cuando pedimos los taxis de regreso a casa, pero el personal de seguridad comenzó a golpearnos”.
Víctor

De acuerdo con el testimonio de Andrea, al momento de su salida en la Terraza Barullo’s, el personal de seguridad del lugar intentó revisar las pertenencias de ella y su novio, pero al ver que con la joven los tocamientos eran de manera intencional, su pareja no lo permitió y los trabajadores respondieron con golpes.

El hermano de Andrea también intervino y de cinco personas que comenzaron a golpearlos, luego de unos minutos, pasaron a ser 20 los agresores de los jóvenes, entre los que se encontraban personal de ese bar y de otros cercanos. Andrea también fue agredida de manera física y hasta que se escuchó la sirena de una patrulla fue que las personas dejaron de golpearles para resguardarse en los establecimientos y cerrar sus cortinas.

“Yo abrace a mi novio porque ya eran muchos los que estaban golpeándolo, recuerdo que estábamos ya en el piso recibiendo patadas en la cabeza”.
Andrea

Denuncia por agresión, contusiones, fracturas y falta de atención

Tras varios minutos, un par de policías de la Ciudad de México llegaron al lugar pero no brindaron la atención necesaria a los jóvenes que estaban sangrando por los golpes, pues refieren que los agresores incluso utilizaron bates, hebillas de cinturón y manoplas para golpearlos. La policía les dijo que ellos ni siquiera podían hablar a una ambulancia “porque no lo tenemos permitido”.

Quienes apoyaron a los jóvenes fueron vecinos de la calle San Jerónimo y Regina; les dieron agua y hablaron a los servicios médicos. En ese momento, Andrea y Victor recuerdan que las personas comentaron que las agresiones en esa Terraza eran comunes pero debido a la omisión de autoridades, seguía en funcionamiento aún durante la pandemia.

A Víctor le diagnosticaron tres aberturas en la cabeza que necesitaron de sutura, también tenía rota la nariz que hasta necesitó una operación de reconstrucción; además, tres costillas sumidas, una rota y contusiones en todo su cuerpo. Andrea tiene una fisura en una costilla.

“Nos molesta la agresión no sólo a los dos (Victor y el novio de Andrea), también a las mujeres las golpearon y todos tenemos lesiones en nuestros rostros. Además, creemos que no es correcto que abran de esa manera cuando aún no está autorizado; queremos justicia por lo atroz que fueron y también porque los policías se negaron a detenerlos, no hicieron nada”.
Víctor
Las víctimas ya denunciaron lo sucedido en la Fiscalía General de Justicia capitalina y ahora deben presentarse en un juzgado para ratificar lo sucedido y seguir con el proceso legal; esperan que los responsables sean sancionados por la agresión y también por operar de manera ilegal.

Deja un comentario