Edmunda Adela Martínez Vélaquez era una mujer de 43 años, madre de seis, abogada, estudiante de un doctorado en derecho fiscal, empresaria y originaria de Orizaba, Veracruz. Ella es la mujer linchada la noche del 25 de octubre en la comunidad de Portes Gil, municipio de San Nicolás Buenos Aires, Puebla, acusada de secuestradora de menores.

La noche del domingo Edmunda Adela se dirigía a bordo de su camioneta a León, Guanajuato, a visitar a una de sus hijas. Una de sus hijas dijo a medios que probablemente pasó a San Nicolás Buenos Aires a descansar para continuar su viaje.

Sin embargo, pobladores de ese municipio corrieron el rumor de que, junto con un hombre de nombre Arturo, habían secuestrado un niño. Una turba los detuvo, los amarró a un poste y los golpeó hasta asesinar al hombre; la Guardia Nacional detuvo la agresión, ella fue enviada a un hospital donde murió.

Hasta el momento se desconoce si es verdad el secuestro de un menor.

Desconocen quién era Arturo, el hombre que la acompañaba

Familiares de la abogada desconocen quién era Arturo, el hombre que también fue asesinado. “No sabemos quién era, solamente se lo encontró por Las Cumbres. Ella venía sola para León”, dijo Kelly, una de las hijas de la víctima.

La familia explica que el domingo en la tarde Edmunda escribió en Facebook el mensaje:

‘Familia hermosa, no se preocupen. Estoy tranquila y en paz. Vine a un lugar hermoso. Les mando besitos. No tengo cargador. Voy para León, Guanajuato. Voy con Dios y si no regreso estoy con él”.
Edmunda Adela Martínez Vélaquez

Después les envió un mensaje sobre que se había encontrado con una persona en Cumbres de Acultzingo y perdieron comunicación porque su teléfono ya no tenía señal. Ya no supieron más de Adela.

Aunque la abogada padecía esquizofrenia, tomaba medicamentos y hace mucho que no tenía ataques, contó su pareja Carlos.

Velan el cuerpo y piden justicia

El cuerpo de la abogada llegó a Orizaba la madrugada de este miércoles, de donde es originaria, y es velada por sus familiares, quienes exigen justicia por el asesinato.

“Pedimos al gobernador de Puebla que se esclarezca el hecho, pues no existe ningún menor, no existe ninguna denuncia. Además de que fueron violentaron los derechos humanos de estas personas al no iniciárseles un proceso correspondiente por el supuesto ilícito”.
Cecilia, hermana de Edmunda Adela

El gobernador Miguel Barbosa dijo que ya se tienen ubicados a las personas agresoras y se está investigando el hecho.

Deja un comentario