El número de hospitalizados a consecuencia de la explosión de la toma clandestina de gas LP en San Pablo Xochimehuacán incrementó a 15 y las casas que colapsaron y se tendrán que construir nuevamente subieron a 60, así lo expusieron las autoridades del Gobierno del estado como parte del reporte de los daños que presentaron la mañana de este martes.

El titular de la Secretaría de Salud, José Antonio Martínez García, dijo que ayer había 14 internados recibiendo atención médica por quemaduras; sin embargo, llegó uno más que se estaban atendiendo con un doctor particular.

Fue un hombre de 41 años de edad que presenta quemaduras de segundo grado superficial deflagración, se le realizó un aseo quirúrgico y está reportado como delicado, por tanto, suman 15 hospitalizados.

Del total, ocho están graves y de estos cinco intubados, los siete restantes su estado de salud se reporta como delicados, nueve se encuentran recibiendo atención en el Hospital General del Norte, tres en Traumatología y Ortopedia y tres en la unidad pediátrica de quemados del Hospital para el Niño Poblano. Además, entre los 15 hay seis menores de 18 años, tres graves y tres delicados.
Martínez reportó que un hombre más de 19 años de edad, también solicitó atención médica; sin embargo, no requirió hospitalización, presenta quemaduras superficiales del cuatro por ciento y se le realizará aseo quirúrgico cada dos días.

183 VIVIENDAS AFECTADAS POR LA EXPLOSIÓN

El número de viviendas afectadas por la explosión llegó ya a 183, de las cuales 60 presentan daños graves, es decir, se colapsaron totalmente y tendrán que ser reconstruidas.

Mientras que 68 tienen daños moderados como fisuras y daños en portones y 55 daños menores como vidrios o cancelería rota.

El Gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, dijo que no habrá indemnización en efectivo a los afectados en sus viviendas, sino que se procederá a reconstruir su hogar.

Por Redaccion

Deja un comentario