33 C
Mexico
martes, marzo 2, 2021

La exnovia del jugador de la NFL detenido por agresión narra la pesadilla que vivió

La noticia de la detención del entonces jugador de los Seahawks de Seattle, Chad Wheeler, por una supuesta agresión a una mujer dio la vuelta al mundo. Y es que si el caso era llamativo, la brutalidad de lo sucedido ante la descripción de un intento de asfixia y aquella frase de: ‘Ah ¿Estás viva?’, fueron una gran alerta en casos de violencia doméstica. Ha sido hasta ahora, casi dos semanas después del ataque, que Alleah Taylor ha decidido salir a contar la pesadilla que vivió aquel día. Después de seis meses de relación con el atleta, las agresiones escalaron a tal punto que, para salvar su vida, se encerró en un baño desde donde llamó al 911. Todavía recuperándose de las lesiones derivadas del ataque del que resultó con una fractura, Alleah apareció en This Morning de la CBS.

La mujer de 27 años explicó que todo comenzó cuando Wheeler la llamó para decirle que había rapado su cabeza, algo que le extrañó porque amaba su larga cabellera. Cuando llegó a verlo, su comportamiento fue extraño hasta que le pidió que se hincara frente a él: “Le pregunté por qué. No respondió y volvió a decirlo. Le dije que no e inmediatamente me agarró del cuello y ahí es cuando las cosas comenzaron”. El jugador la aventó a la cama, en donde le puso el brazo en el cuello: “Recuero verlo y pedirle ‘Por favor, Chad, soy yo’. Inmediatamente supe por la mirada en sus ojos, era el fin”. La mujer perdió la consciencia y fue hasta que despertó y sintió la sangre cayendo de su cara que corrió al baño donde llamó al 911 -según el reporte policíaco, tenía lesiones en el rostro que no recuerda cómo se hicieron, pero los doctores apuntaron a que eran resultado de puñetazos-.

Chad estaba parado al pie de la cama, por la puerta y estaba tomando un smoothie y fue como ‘Wow, ¿todavía estás viva?’. Pude correr al baño y él regresó a la sala a seguir comiendo. Le escribí a su papá también y le dije que Chad estaba tratando de matarme, el papá de Chad le marcó mientras estaba comiendo y yo estaba en el baño y él contestó y no estaba preocupado por nada. Chad estaba como ‘Estoy cenando, no está pasando nada’ y eso me aterrorizó”, ha narrado la mujer.

Ante la llamada de Alleah, la policía llegó a arrestar a Wheeler, pero el reporte policial ha dejado claro que no fue tarea fácil por el tamaño y fuerza del jugador de americano, quien aunque negaba haber sido el culpable se resistía a que se le pusieran las esposas.

El lunes tuvieron que volver a verse las caras en la Corte, donde Wheeler se declaró no culpable, a pesar de que en su cuenta de Twitter había apuntado a que había tenido un episodio maniaco. Sobre la decisión de asistir a la audiencia, Alleah dijo: “No quería que pensara que tenía ese poder sobre mí, que no me iba a defender. Pensé en lo fácil que eso sería para él y su equipo legal, decir lo que sea que quisieran sin tener que verme a los ojos”, dijo la mujer, quien al ser cuestionada si su expareja debería ir a prisión respondió: “Sí, sí, definitivamente pienso que sí”.

Lo peor del ataque

Tras sobrevivir este ataque, Alleah ha dicho: “La parte más difícil de todo esto no fueron las cirugías ni nada de eso. Fue recibir la llamada de mi sobrina y sobrinos. Ellos pensaron que me habían perdido. El dolor en su voz. Nunca lo voy a olvidar. Nunca me voy a olvidar de eso. En verdad siento como que Dios me bendijo con otra oportunidad. Quiero usar el tiempo para difundir la historia y asegurarme de que la gente no se sienta sola”.

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

Stay Connected

21,603FansMe gusta
2,664SeguidoresSeguir
14,700suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Latest Articles