Un estudio realizado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por su sigla en inglés), sugiere que fumar marihuana mientras se intenta concebir, reduce las posibilidades de lograr un embarazo.

La investigación, publicada en la revista científica Human Reproduction, reunió los datos de más de mil 200 mujeres de entre 18 y 40 años que habían sufrido unos o dos abortos espontáneos y que participaron en la investigación durante los periodos en los que, o estaban embarazadas o intentaban un embarazo y consumían marihuana.

Las mujeres que señalaron haber consumido productos con marihuana o hachís en las semanas previas al embarazo, o cuyas pruebas de orina fueron positivas a cannabis, tenían un 40 por ciento menos de posibilidades de concebir en cada ciclo mensual que las no consumidoras.

“Las consumidoras de marihuana también tenían diferencias en las hormonas reproductivas implicadas en la ovulación que podrían haber influido potencialmente en su probabilidad de concepción”.
NIH.

En tanto, aquellas que fumaron marihuana al mismo tiempo que buscaban un embarazo, tuvieron un 41 por ciento menos de posibilidades que las que no estuvieron en contacto con el cannabis. Cabe destacar que en el estudio no se consideró el consumo de las parejas, lo que podría haber influido en las tasas de concepción.

Asimismo, los expertos anunciaron que el mismo estudio aplicado en animales reveló que el uso de marihuana podría alterar el revestimiento del útero, haciendo menos probable que un embrión se implante y establezca un embarazo. Sin embargo, también advirtieron que el número investigado fue pequeño, por lo que sólo recomendaron tener cuidado.

“Hasta que haya más información disponible las mujeres que intentan quedar embarazadas deben ser conscientes de que la marihuana podría afectar sus posibilidades de embarazo”, se lee en el estudio de Human Reproduction.

Deja un comentario