Un niño de seis años ha sido rescatado de su propia casa, en la que sus propios familiares lo habían encadenado y le estaban torturando. Los agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadanade la Ciudad de México llegaron al domicilio en la colonia de Mesa de los Hornos, en la alcaldía de Tlalpan, para liberar al pequeño Betotras recibir una denuncia vecinal.

Los policías comprobaron que el pequeño presentaba signos de maltrato y de desnutrición, según informan medios locales. Habían recibido una llamada de los vecinos que alertaba de gritos en el interior de la vivienda. Esas mismas fuentes dijeron que Beto sufría maltratos de forma continuada por miembros de su propia familia e incluso los progenitores le sometían a vejaciones.

Al parecer los familiares eran muy conflictivos y llevaban ya varios meses maltratando al pequeño, según los denunciantes. El niño estaba maniatado en un cuarto de madera, el cual estaba cerrado con una cadena y un candado. La policía detuvo a dos hombres de 22 y 46 años, respectivamente.

Fuente_La Vanguardia

Por admin

Deja un comentario