Aun cuando la tecnología y el surgimiento de nuevos dispositivos como smartphones o tabletas han avanzado, la televisión se mantiene en los hogares mexicanos como el centro de entretenimiento al que se reúnen los integrantes de la familia.

En México, alrededor de 32.2 millones de hogares cuentan con al menos un televisor, lo cual representa 92.9 por ciento del total en el país, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2018.

Además, 72.9 por ciento de los hogares tienen al menos un televisor de tipo digital, precisa un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en colaboración con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel).

A diferencia de apenas hace unos años cuando la televisión solo se utilizaba para ver los canales tradicionales, hoy esto cambió para dar paso a un dispositivo inteligente, en el que también se pueden ver videos o series en las diversas plataformas de streaming que existen.

“Es un cambio muy agresivo el que estamos viendo. La tecnología se tardaba mucho en cambiar, y ahora lo que has visto en los últimos cinco años es un movimiento impresionante”, señaló a Notimex José de la Rosa, director de Nielsen IBOPE México.

Principalmente, porque México hizo una transición digital en 2015 y eso obligó a los hogares a tener que prepararse con la contratación de televisión de paga o contar con un televisor nuevo que se adaptara a los nuevos cambios.

“Hoy, el encendido (de televisores) se mantiene en los niveles de antes del apagón analógico, pero estamos viendo que empieza a penetrar un nuevo jugador, que es el streaming”, apuntó.

Ese televisor nuevo es completamente diferente, tiene posibilidades totalmente diversas a un televisor viejo; ahora tiene la facultad de conectarse a Internet y esto abre un abanico de contenidos que pueden visualizarse.

Por admin

Deja un comentario