Una mujer en Piedras Negras, Coahuila, llamó a la policía para que se llevara a sus tres hijos  porque, afirmó, no tenía qué darles de comer por la crisis económica por la que atraviesa.

De acuerdo con el diario La Vanguardia, al número de emergencia 911 llegó una llamada en la que una mujer advertía que sus tres hijos se encontraban en riesgo en la colonia Villa del Carmen, por lo que solicitaba la presencia de la policía.

Cuando los agentes llegaron hasta el domicilio que se señaló, Dulce, de 20 años de edad, dijo que en realidad solicitó a los policías para pedirles que se llevaran a sus hijos porque no tenía para darles de comer, y no quería verlos sufrir.

Explicó que cuando inició la pandemia del Covid-19, su pareja sentimental la abandonó, se quedó sin trabajo y sin sustento para proporcionar alimentos a Keiner, Leonel e Isaí, de 5, 3 y 2 años de edad, respectivamente.

El mencionado rotativo señala que los buscaron convencer a la madre de no tomar una decisión tan drástica con sus hijos a pesar y que pese a que actualmente atraviesa por una situación difícil, encontraría una solución con la ayuda de la ciudadanía o de la misma autoridad a través de algún programa.

Se informó que la Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia (Pronnif) de Coahuila tomó conocimiento de esa familia de Piedras Negras.

Deja un comentario